Dos poemas cortos.

Esas gotas de lluvia
que penden del tendedero
como equilibristas de la naturaleza…
Caídas de la nube,
se aferran a lo que pueden
para resistir.

Toda urdimbre necesita una trama,
una historia que haga del tiempo vida
y de la vida un conjunto de palabras
que podamos compartir.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s