A Ana María Matute

San Juan dijo: el que no ama 

está muerto.
¿Y el qué no sueña?
¿Y el qué no vive?

Si la vida se compone de algo
es de esa materia que
da sentido al sinsentido.

Amo porque sueño,
sueño porque vivo,
vivo porque amo.

Nada más.