3 poemas cortos.

Para soñar

no hace falta cerrar los ojos,

sólo tienes que abrir el alma

de par en par

como abre un niño su primer libro.

……………………

Déjate llevar por esos cielos

que habitan en tu corazón de azucena.

Son el escenario perfecto

para que dancen

libres

el viento y la rama,

la realidad y el deseo.

…………………….

Las mañanas de agosto

suelen ser propensas a los sueños.

Quizás sea

por esa melancolía que se me instala

cuando pienso

que más allá del mar

y su soledad

otra vez estás tú

imaginando una isla

donde el amanecer

no corrija tus besos.