Tres poemas cortos.

La palabra no sirve
si no se cimenta sobre la acción.
Somos las obras que acometemos, por ellas
nos recordará nuestra gente.
El resto es la crónica del olvido,
su polvorienta senda.

El amor -si es sincero- es un juego
donde a todos sus jugadores
no les importa perder.

La música tiene
el poder de volvernos niños:
emociona, remueve, hace vibrar
lo más primario de nosotros, aquello
que la vida ha sepultado bajo la nieve
y que por eso aún late de vez en cuando
con el mismo ritmo que tuvo al nacer.

Un comentario en “Tres poemas cortos.

  1. Pingback: Tres poemas cortos. – licconsuegra

Los comentarios están cerrados.