Fronteras.

Si hay verdad en este mundo
habitará en la frontera,
en esos márgenes olvidados,
donde todo pasa y todo queda.

Si hay verdad en estos tiempos
inciertos como realidades paralelas
se enlazará en los vértices invisibles
que configuran sus esferas.

No hay más verdad que un nosotros
para que todo sea posible
una revolución de las caricias, un todo o nada,

al amanecer…

Aunque bien pensado, tus manos,
pequeñas como gotas de lluvia,
marcan el lugar y el momento, la encrucijada,
en la que se cruzan mi pasado añejo,
mi presente, mi libertad

y mi mañana.